EL A-DIOS DE LA GUERRA

No sabría por donde comenzar la reseña, así que por tratarse de la primera reseña de un videojuego, empezare por hacerles saber que no soy un jugador ‘hardcore’ (no cuento con ningún juego “platinado”), me considero más un jugador casual, hace mucho tiempo que no le invierto más de 100 horas a algún juego.

Así que a sabiendas de esto, pueden tomar mi humilde opinión como lo que es, una opinión de alguien que no está casado con ninguna consola o marca.

Procurare mantener los spoilers al mínimo.

La franquicia de God of War se extiende a lo largo de 7 juegos, lo que se traduce en algo así como 13 años, desde que salió el primer juego, y esta última entrega. Todos los elogios que escuchan, o leen de críticos profesionales, son ciertos y merecidos.

He de admitir que esta última iteración de Kratos, por Santa Monica Studio, ha sido la que se me ha hecho la más compleja, y completa de todas. En las presentaciones anteriores conocíamos al Kratos motivado por la venganza, la ira, y el odio. Jamás conocimos al verdadero Kratos, al Espartano, al hombre, al mortal, o a el padre de familia, esposo. Solo conocíamos a esa máquina decidida en matar todo lo que estuviera a su paso.

En el caso de este Kratos; el Kratos Nórdico, podemos verlo en la faceta que siempre anhelo tener, hasta que los dioses optaron por despojarlo de sus sueños (en los juegos que antecedieron a este).

Los eventos de este God of War, suceden después de lo acontecido en God of War III (no queda muy claro que tanto tiempo ha pasado, pero puedes darte una idea). Kratos sentó cabeza, y tuvo un heredero , que es el otro personaje en esta historia. Atreus, un “niño” que está pasando por la pubertad, y entre tantos de los cambios por los que está atravesando, viene el deceso de su madre (la esposa de Kratos). Es en ese punto de la historia donde comienza la aventura, este suceso es el que da pie a la travesía de padre e hijo, Kratos y Atreus, de autodescubrimiento de ambos, así como de conocerse el uno al otro.

La trama, o el objetivo principal del juego es llevar las cenizas de la madre hasta el punto más alto del reino, para esparcirlas, pero eso seria sobre simplificar la historia del mismo. Desconozco cuantas hojas de guión habrán elaborado para el juego, pero deben ser centenas, el juego cuenta con muchos diálogos, algunos basados en fabulas, datos de la mitología, y conversaciones entre padre e hijo (si están en el bote, y están en medio de un relato, procuren no atracar el barco hasta finalizar la conversación).

La dinámica de padre e hijo, es algo que me llego mucho, ya que es sumamente identificable , en lugar de ¿Cómo le muevo al celular?, ¿Cómo prendo esto?, ¿Cómo uso aquello?, esa adversidad que nuestros padres le tienen a mucha de la tecnología, Kratos se apoya en Atreus para todo aquello que no logra comprender de este reino, o que esta más allá de su conocimiento. Es en estas interacciones que podemos ver que Kratos siempre había sido capaz de sentir amor, y sobre todo que no obstante de haber exterminado a todo el Panteón Griego por una familia que ya le habían arrebatado, eso no lo limitaría a repetir lo mismo si los dioses le volvían a pagar con la misma moneda.

A diferencia de las entregas anteriores, este juego se basa más en la relación de estos dos personajes, contrario a lo que ya nos habían acostumbrado de aplastar botones a diestra y siniestra para matar a X dios, es una aventura mucho más cimentada en el desarrollo de los personajes que en el aplastar botones al azar.

De alguna manera toda la franquicia siempre se ha tratado de la responsabilidad de ser un dios, y sobre todo de las relaciones padres e hijos, Cronos con Zeus, Zeus con Kratos, Kratos con Atreus, Freya y Baldur. Este ciclo, esta creencia de que ser (buen) padre y ser dios no va de la mano, en algún punto se tenía que romper…

CONCLUSIÓN

“Tenemos que ser mejores”, es una de las frases con más peso que salen de la boca de Kratos, al menos por un momento podemos creer que Kratos ya no esta en guerra con el mismo.

Tambien “boy”, voy a extrañar esa muletilla.

Jotnar, Aesir, Vanir, Elfos, Dwarfos, Valkirias, Mortales, Dragones, Gigantes, un enorme mundo semi-abierto que explorar, un score musical formidable, graficas que de niño jamás pensé me tocaría mirar, mecánicas y controles interesantes. Asi como una historia verdaderamente entrañable hacen que God of War se lleve mi máximo elogio.

30868063_10160213657935231_4113812152872526872_o

  • God of War (2018)
  • Distribuidor: Santa Monica Studio
  • Plataforma: PS4 (Exclusivo)
  • Jugadores: 1

🌮🌮🌮🌮🌮🥤

5 tacos de 5, y un agua de jamaica.

No vas ocupar consumir nada más en un buen rato.

Anuncios