El jueves tuve la oportunidad de ir a ver Christopher Robín la más nueva incursión del cine “live action” de Disney. Para aquellos que llevan un registro del éxito de Disney con este tipo de adaptaciones, sabrán que a la compañía del ratón la fortuna simplemente no le sonríe con las adaptaciones ‘live-action’. Como ejemplos recientes, bastan Tomorrowland (de Brad Bird), y A Wrinkle in Time (con todo y el supuesto poder magnético de Oprah Winfrey), que terminaron siendo un rotundo fracaso en taquillas.

Ahora, hay una gran diferencia entre fracaso en taquilla, y una mala película. Tomorrowland se me hizo ‘meh’, y a Wrinkle in Time nunca la vi, así que no puedo opinar.

Sin embargo en el caso de Christopher Robín, no puedo decir nada malo, en lo absoluto, es una buena película. De hecho si tuviera que definirla, la definiría como una película ‘bonita’, en todo aspecto; claro está que se trata de una película familiar así que tampoco se le puede exigir que tome muchos riesgos, y aun así Disney entrego una película bastante completa.

La puedo equiparar como una mezcla de Where The Wild Things Are y Hook, de hecho me atrevería a llamarla Hook 2018 (sin Robín Williams), Ewan Mcgregor hizo un trabajo bastante sólido. La cinematografía y la música van perfectamente de la mano, como lo mencionaba anteriormente, es una película sumamente bonita, donde  el sentimiento que quieren dar a evocar es la nostalgia (en mi caso lo lograron). Capturaron excepcionalmente la atmosfera de Inglaterra en 1950, al grado que parecería como si estuvieras viendo una película sobre la vida post 2a Guerra Mundial. Cosa que en mi libro le da puntos extras, estoy totalmente a favor de que Hollywood haga más películas de época, y menos películas que solo se enfocan en ‘product placement’.

Otro de los éxitos de la película es que (sospecho), que la mayoría de los personajes animados, fueron hechos con efectos prácticos y/o marionetas, con algunas cuantas excepciones como el búho que era CGI, creo que en su mayoría el uso de CGI fue mínimo, no sé qué paleta o filtro de colores utilizaron cuando los personajes salían a cámara, pero me gusto que de entre cuando salen originalmente (cuando Christopher Robín es niño) que salen con colores brillantes, a cuando viajan al “presente”, les dieran un tono más opaco como si también hubieran envejecido.

CONCLUSIÓN

Realmente no tengo nada negativo que decir de la película, quizá el único desatino, o error de Disney fue no haber utilizado de título el nombre Winnie The Pooh, probablemente le está costando millones en taquilla no haberle dado un nombre que más gente reconociera. De ahí en adelante, como alguien que nunca vio un solo episodio de Winnie the Pooh, puedo decir que me agrado un buen, y que es una película con un mensaje positivo, alejado de políticas, situaciones actuales, realidades desagradables, es simplemente una película que vale la pena se le dé una oportunidad. Hubo un par de escenas que me dieron risa genuinamente.

Hablando de risas en una nota para nada relacionada con la película, en mi función pasaron un promocional de Cinepolis con la nueva película de Abba, pero por alguna extraña razón obligaron a Amanda Seyfried a decir CINEPOLIS, y lo pronuncia con las mismas ganas que un infante se come sus verduras. Al final termina pronunciando algo asi como “sinaipoleis”.

  • Christopher Robin
  • Distribuidor: Walt Disney Pictures
  • Genero: Aventura/Drama/Fantasia/Comedia/Animacion/Familiar
  • Duracion: 104 Minutos
  • Año: 2018

4 Tacos de 5

🌮🌮🌮🌮

Vas a quedar más que satisfecho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s